Acceso



Buscar

SELECCIONA CUIDADOSAMENTE A TU PERSONAL

En departamentos de nueva creación, es decir, en aquellos que se crean para satisfacer las necesidades de una planta de nueva construcción, la selección del personal se realiza en un momento en el que todo es nuevo, pueden seleccionarse las personas que el responsable cree las más adecuadas. En departamento más antiguos, la selección de personal puede volverse una utopía: el Jefe de Mantenimiento debe conformarse con lo que tiene, sin realizar nuevas incorporaciones y sin poder despedir o cambiar de puesto a aquellos que cree que no le van a ayudar a cumplir sus objetivos. 

 Por Santiago García Garrido  

www.santiagogarciagarrido.com  

Por favor, respeta los derechos del autor. No puedes copiar, reproducir o difundir los textos o gráficos de esta página sin contar con el permiso expreso y por escrito del titular de los derechos de autor del contenido de este sitio web. Por favor, dirígete a   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  para solicitar el permiso para utilizar estos textos y, en caso de concederse, las condiciones bajo las que se permite su uso.

 

IR A LA ANTERIOR IDEA DE MEJORA                      IR A LA SIGUIENTE IDEA DE MEJORA

VOLVER A 100 IDEAS DE MEJORAS EN MANTENIMIENTO

Es curioso como muchos responsables de plantas industriales y jefes de mantenimiento son aficionados al futbol, y sin embargo, no tienen en cuenta algunas de las normas básicas que sí tienen los presidentes de los clubes. Como aficionados exigen algunas cosas de los responsables de estos clubes, pero se olvidan de su departamento de mantenimiento para exigir y llevar a cabo las mimas cosas.

En un equipo de futbol, lo primero que se cambia si los resultados no son buenos es el entrenador. Bueno, esto también pasa en los departamentos de mantenimiento: el primero en caer es el Jefe de Mantenimiento. Pero una vez ha caido el entrenador, y generalmente con la nueva temporada por delante, se renuevan algunos elementos de la plantilla. Se prescinde de aquellos cuyo resultado es más bajo, y se contrata a otros, los mejores, o lo mejor disponible con el presupuesto con el que se cuenta. 

En los departamentos de mantenimiento, con el tiempo, también se producen cambios. Normalmente están provocados por bajas voluntarias o jubilaciones: no son tan habituales los despidos o los cambios provocados a voluntad de la empresa. Con el tiempo, los mejores se van, y en ocasiones no quedan precisamente los mejores: quedan los que más amistades tienen con la cúpula de la empresa, los que no tienen donde ir y los que no desean irse. Algunos de estos desarrollan cierta habilidad para minimizar el esfuerzo, esto es, para hacer lo justo para que no haya unas razones evidentes de despido. Y con el tiempo, algunos departamentos (no todos) se llenan de gente desmotivada, gente sin grandes habilidades y gente hábil para la trabajar lo indispensable, ni un gramo más.

Imagínate eso en un equipo de futbol. El jugador que hiciera eso primero quedaría en el banquillo, y despues sería sustituido por otro que estuviera motivado, que diera buen resultado. En el caso de un equipo de futbol, estos cambios son una razón de supervivencia: el equipo podría perder, podría bajar de categoría, sus ingresos serían menores. Pues en el caso de una empresa ocurre exactamente lo mismo, pero los jugadores no se cambian.

Hay que diferenciar dos momentos en la vida de una planta industrial: el inicial y el posterior al inicial. En el momento inicial no hay plantilla y tiene que ser seleccionada. Después, los cambios son más difíciles.

Es curioso como muchas empresas no cuidan ese momento inicial, ese momento en el que se puede elegir a los mejores y acostumbrarlos desde el principio a observar los mejores comportamientos laborales, lo que mejor defienden los intereses del departamento y de las empresa que les abona su salario. Desaprovechan una oportunidad de oro, por prisas, por realizarlo con dejadez... Después de ese momento, será siempre más difícil cambiar a la plantilla. 

Pero si es necesario hacer cambios, habrá que hacerlos. No hay nada más frustrante para un jefe de mantenimiento que verse condenado a una plantilla con la que no puede conseguir los resultados que se le exigen, por falta de conocimientos, de motivación, de actitud...Hay mucho que puede hacer para cambiar la motivación y la actitud, pero si después de hecho lo posible no se obtienen los resultados deseados de estos profesionales, los responsables de mantenimiento y de planta deben plantearse su sustitución, sea cual sea el coste a corto plazo que suponga. A largo plazo, seguro que resulta rentable.

Un nivel de rotación determinado en una plantilla de mantenimiento puede resultar beneficiosa. De acuerdo que se pierde conocimientos y experiencia, pero un 10% de rotación anual no tiene por qué ser necesariamente malo.

En mantenimiento, tenemos mucho que aprender del fútbol...

formacion hidraulica

Santiago García Garrido, Director Técnico de RENOVETEC, durante la formación de la plantilla de Operación y Mantenimiento de una central eléctrica de Angola

VOLVER A 100 IDEAS DE MEJORAS EN MANTENIMIENTO

Go to top