Acceso



Buscar

EL PROCESO DE IMPLANTACIÓN DE UN GMAO

Sea cual sea el GMAO elegido para la gestión del mantenimiento de una planta, (pincha aquí si quieres tener claro que es un GMAO), el responsable de la implantación de dicho software debe diseñar un proceso para implantarlo en una instalación y en su organización de mantenimiento, o como se dice en el argot informático, para 'parametrizarlo'.

Por Santiago García Garrido

www.santiagogarciagarrido.com

Por favor, respeta los derechos del autor. No puedes copiar, reproducir o difundir los textos o gráficos de esta página sin contar con el permiso expreso y por escrito del titular de los derechos de autor del contenido de este sitio web. Por favor, dirígete a  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  para solicitar el permiso para utilizar estos textos y, en caso de concederse, las condiciones bajo las que se permite su uso.

 

Básicamente, consiste en introducir los equipos que componen la instalación, los técnicos que se ocupan de ella, las gamas de mantenimiento, los indicadores, y hacer que todo ello funcione con relativa fluidez. Los pasos que debe realizar el técnico encargado de la implementación son generalmente 11:

1. Leer los tutoriales e información, e estúdiate los videos demostrativos que suelen acompañar al programa. Con ello, los responsables de la parametrizacion del programa se harán una idea clara de lo que puede hacer el software, lo que se puede conseguir con él y lo que no se debe intentar (para no perder el tiempo, vamos).

2. Introducir los perfiles de los privilegios, es decir, los conjuntos de permisos que tendrán los diferentes grupos de usuarios. No tendrán lógicamente los mismos permisos el administrador del sistema, el jefe de mantenimiento, el jefe de operación, el director de la planta, los operadores o los técnicos de mantenimiento. Parece importante definir esos grupos de usuarios (denominados perfiles) y decidir a qué tiene acceso cada uno de ellos. La agrupación en perfiles permite ganar mucho tiempo a la hora de introducir los permisos de cada usuario, ya que una vez definidos estos perfiles, solo hay que asignar el perfil correcto a cada usuario (un solo click) que tener que configurar uno a uno los permisos que tiene cada persona.

3. Introducir ahora los usuarios del sistema y el perfil de cada uno de ellos.

4. Introducir los empleados de la planta. Pueden introducirse todos o solo los que tienen alguna relación con el mantenimiento de la planta. Los empleados y los usuarios del sistema no tienen por qué coincidir, y así, habrá usuarios que no son empleados, y empleados que no son usuarios. Hay que tener especial cuidado en el respeto de las normativas legales establecidas para la protección de datos de carácter personal, que varían de un país a otro. En Europa son especialmente estrictas.

5. Introducir las empresas contratistas, tanto las que proveen de materiales como las que proveen de servicios de mantenimiento, incluso de ambos. 

6. Introducir el árbol jerárquico de equipos, con la estructura que posean realmente en planta. La estructura más habitual consiste en la división de la planta en áreas, las áreas en sistemas, los sistemas en subsistemas, los subsistemas en equipos, los equipos en elementos y los elementos en componentes. 

7. Decidir qué va a considerarse un área, un sistema, un subsistema, un equipo, etc. A veces hay que tomar decisiones complicadas (por ejemplo, ¿como debe considerarse la red de tuberías de aire comprimido?). Estas decisiones deben ser acordes con el sistema de codificación elegido.

8. Introducir las gamas de mantenimiento, que normalmente deben preelaborarse aparte del programa. Algunos programas facilitan más que otros este trabajo.

9. Programación en el tiempo de las diferentes gamas de mantenimiento, esto es, generación de las correspondientes órdenes de trabajo preventivas, con la asignación de una fecha de realización.

10. Configuración de la generación de Ordenes de Trabajo, tanto preventivas como correctivas, si es que el programa admite posibilidades de configuración. En general es más interesante comprender como funciona el programa, qué ha pensado el programador, que intentar variar la estructura implementada.

11. Configuración de indicadores e informes que debe devolver el sistema. ESte aso no es opcional, y el hecho de que sea el último no le resta importancia. Debería ser considerado como lo más importante que debe realizar la persona encargada de la parametrización del programa, ya que es el resultado que devuelve el progama, el resultado del esfuerzo dedicado a alimentar el software. Para conocer los indicadores más habituales, pincha aquí.

 

Go to top